fbpx

7 PILARES DE LIBERTAD INTRODUCCIÓN 2

¡Un cerebro sexy!

Recuerdo que hace años una artista de Hollywood dijo una frase memorable. Ella sonrió a la cámara, sobresaltó su escote e ingeniosamente
comentó: “¿Sabe que el cerebro es la parte más sexy del cuerpo humano?”. Inicialmente, me distrajeron tanto sus acciones que perdí la sabiduría de sus palabras. En vista de que tengo un cerebro típico masculino, es difícil poner en práctica mis altos poderes de azonamiento cuando estoy en la presencia de tales señales sexuales femeninas. El hecho de que el cerebro masculino responde más rápido a las señales sexuales que cualquier otra cosa, lo convierte en un tema de investigación en la próxima lección.

El campo de batalla máximo en tu vida siempre se encontrará entre tus oídos y no entre tus piernas. El Nuevo Testamento solo utiliza el término “guerra” o “batalla” cinco veces, pero su enfoque es intrigante. Veamos rápidamente cada incidente para que tengas un entendimiento claro sobre el conflicto en el cual estás involucrado.

Pues aunque vivimos en el mundo, no libramos batallas como lo hace el mundo. Las armas con que luchamos no son del mundo, sino que tienen el poder divino para derribar fortalezas. Destruimos argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevamos cautivo todo pensamiento para que se someta a Cristo. 2 Corintios 10:3-5 (NVI)

Esta es la afirmación clásica de Pablo sobre la naturaleza de la batalla que enfrenta cada hombre. Por favor, nota que la batalla es sobre derribar las ataduras o las fortalezas mentales. Observa que el enfoque no está en que Satanás toma el control, sino más bien en nuestras mentes y en el tomar cautivos nuestros pensamientos para la gloria de Dios.

Timoteo, hijo mío, te doy este encargo porque tengo en cuenta las profecías que antes se hicieron acerca de ti. Deseo que, apoyado en ellas, pelees la buena batalla. 1 Timoteo 1:18 (NVI)

Pablo desafía a su aprendiz a que se quede en la pelea y que sea fiel a su llamado. Una vez más, el enfoque no está en el enemigo, sino en la mente de Timoteo.

Ningún soldado que quiera agradar a su superior se enreda en cuestiones civiles. 2 Timoteo 2:4 (NVI)

Pablo está llamando a Timoteo a que limpie el desorden de su vida. Está exhortándolo a que se mantenga comprometido con el llamado de Dios, sin importar el costo y el enfoque de su mente.

¿De dónde surgen las guerras y los conflictos entre ustedes? ¿No es precisamente de las pasiones que luchan dentro de ustedes mismos?
Santiago 4:1 (NVI)

Santiago está llamándonos a que no seamos controlados por un pensamiento autómata que fácilmente se convierte en parte del proceso de
nuestros pensamientos diarios.

Por lo tanto, abandonando toda maldad y todo engaño, hipocresía, envidias y toda calumnia. 1 Pedro 2:1

El Nuevo Testamento es vívidamente claro: ¡La batalla de nuestras vidas está en nuestra mente! Por lo tanto, si vas a ganar la victoria de tus luchas sexuales, la artista de Hollywood tenía razón: la batalla sexual está en tu cerebro.

Empecemos por ver el increíble regalo de tu mente. Toma tu mano derecha y cierra tus dedos envolviendo el dedo gordo, haciendo un puño. Luego haz lo mismo con tu mano izquierda. Ahora acerca ambos puños tocando los nudillos. Mira esos dos puños. Ellos son una muy buena aproximación del tamaño real de tu cerebro.

Tu cerebro pesa alrededor de tres libras (1.3 kg). Compone alrededor de 2% de tu masa corporal; sin embargo, usa 20% del oxígeno y calorías que consumes diariamente. Es un órgano muy delicado, compuesto por 80% de agua con la consistencia de la mantequilla a temperatura ambiente. Sin embargo, es la creación de Dios más compleja. Por ejemplo, contiene más de cien mil millones de neuronas o células nerviosas. Este es el número aproximado de estrellas en la Vía Láctea. Y esto sin contar todas las células secundarias de las células. Ahora vienen las noticias fascinantes. Cada una de esas neuronas individuales tiene más de 10.000 conexiones con otras neuronas. Esto quiere decir que ¡tu cerebro tiene más conexiones neurológicas que estrellas en todo el universo!

Una neurona típica

La manera en que las neuronas individuales se comunican entre sí es intrigante. La señal al comienzo viaja eléctricamente por el largo de la neurona. Luego la neurona envía una señal química cruzando el espacio que hay entre sí misma y la neurona contigua. Las neuronas no se tocan entre sí. La naturaleza química de una señal enviada a través del espacio o de la sinapsis te da una pista del por qué las drogas como la cocaína, metanfetamina, marihuana y el alcohol, pueden afectar tan poderosamente tu cerebro.

Una Sinanpsis Cerebral

Creemos que nuestras computadoras portátiles son complejas y sofisticadas pero, al compararlas con el cerebro humano, en realidad son tan primitivas. Por ejemplo, tu computadora envía señales de una manera binaria. En otras palabras, la señal es “cero” o “uno”, “prendido” o “apagado”.

Científicos han podido identificar más de cincuenta tipos diferentes de neurotransmisores químicos, y hasta ahora solo están en el comienzo de estudiar el cerebro en este nivel. En otras palabras, hay millones de señales únicas que pueden ser enviadas a través de la sinapsis de una sola neurona con variantes y combinaciones de cincuenta neurotransmisores diferentes. Tu computadora solo tiene dos opciones. Tu cerebro es como un avión F-18 y, en comparación con él, tu computadora es como una piedra. Y esta es una simplificación excesiva de la complejidad real de tu cerebro. Entonces, hagamos un recorrido del campo de batalla. A continuación hay un diagrama basto de tu cerebro y sus estructuras primordiales.

El Cerebro Humano

Empezando al frente está el lóbulo frontal, específicamente la corteza prefrontal, es el área donde están tu memoria y concentración en
funcionamiento.3 Es aquí donde la planificación ejecutiva, la conciencia social y el control de impulsos toman lugar. Esta es el área de tu cerebro que se apaga cuando estás actuando sexualmente. Te diré cómo y por qué más adelante en el libro de trabajo.

Más atrás, arriba de tu cabeza está el lóbulo parietal. Es aquí donde la conciencia del espacio es creada, junto con la solución de problemas, y donde la atención y asociación toman lugar.

El proceso visual ocurre en la parte trasera del cerebro, en la región conocida técnicamente como el lóbulo occipital. Abajo y atrás del cerebro está el cerebelo, el cual controla momentos musculares voluntarios y procesa información proveniente de los músculos a lo largo del cuerpo. Nuestra última parada está en la vista general, es el lóbulo temporal, ubicado en ambos lados de la cabeza. Estas son partes increíbles de tu cerebro; se encargan de reconocer palabras, lenguaje, memoria, música, reconocimiento de caras y sus estados de ánimo. Si luchas con el enojo frecuentemente, probablemente tienes unos “lóbulos temporales calientes”.4

El cerebro no viene completamente programado, lo cual es una de sus grandes fortalezas, por su adaptabilidad infinita. El cerebro normalmente no se desarrolla por completo hasta los veinticinco años aproximadamente. Específicamente su corteza prefrontal no madura completamente hasta ese momento, lo cual significa que el control de impulsos y el juicio pueden ser escasos.

Los primeros cinco años del crecimiento del cerebro son fundamentales. Nuestros cerebros son organismos sociales profundos. Por ejemplo, desde los seis meses hasta el año y medio el lado derecho de tu cerebro se desarrolla rápidamente. Algunos lo han definido como el “lado social” del cerebro. Es interesante notar que aproximadamente el 70% del tiempo que una mamá lleva al infante, lo hace en su brazo izquierdo.5 Ya sea que lo sepa o no, esto es para que ella pueda conectarse con el lado derecho del cerebro de su hijo. En el constante intercambio de comodidad y cuidado que ocurre entre una madre emocionalmente saludable y su hijo, algo fascinante sucede. El cerebro de la madre está sirviendo de andamio para la formación y construcción del cerebro social del niño y la regulación de afectos.

Mantente conmigo en esto; te explicaré por qué algunos hombres luchan tan profundamente con la adicción sexual. “Regulación de afectos” es un término elaborado para decir estabilidad emocional. El niño crece y pasa a ser un hombre joven que puede controlar y enfrentar las emociones negativas de su vida. No obstante, si hay un abandono, abuso o falta de cuidado en la familia de origen, el cerebro puede ser expuesto a luchas profundas. Creo que podríamos resumir el impacto de la negligencia temprana al decir que el trauma a temprana edad, en la forma de negligencia, abuso emocional, físico y sexual, forma la estructura y el funcionamiento del cerebro de maneras que afectan negativamente TODAS LAS ETAPAS de desarrollo social, emocional e intelectual.6

Si alguna vez has visto a un niño de tres años que corre bulliciosamente por toda la cocina, tocando todo lo que ve, estás viendo neuronas que están a mil, haciendo conexiones nuevas. Sus pequeños cerebros están experimentando todo por primera vez y ¡es algo fascinante! Compara eso con un hastiado joven de diecisiete años, parado en la cocina respondiendo preguntas con respuestas enigmáticas de una palabra, no, nada o el clásico: ¡lo que sea! Una de las razones de esta diferencia extrema en el comportamiento es que el adolescente tiene la mitad de conexiones neurológicas efectivas que las de un niño de tres años. Ambos tienen la misma cantidad de conexiones neurológicas, pero el término fundamental es efectivas.

El adolescente tiene autopistas neurológicas en su cerebro. En vez de pensar por todos lados como un niño de tres años, el adolescente tiene maneras de pensar fijas. Las conexiones de neuronas han reducido las opciones. En el cerebro, la vieja frase es cierta, úsalo o piérdelo. Las neuronas que se disparan juntas de hecho se conectan entre sí. Algunas de las conexiones neurológicas que una persona tuvo a los tres años de edad se han atrofiado o marchitado a causa de la falta de uso.

Ahora la pregunta clave es: ¿de dónde vienen esas autopistas neurológicas?, ¿cómo fueron construidas? Si te detienes y piensas al respecto
por un momento, la respuesta se convierte obvia. Tu familia de origen te enseñó cómo pensar, ya sea de manera positiva o como reacción al dolor que experimentaste en tu hogar.

Acá hay un hecho fascinante: no te vas de tu casa, te la llevas en el cerebro. Llevamos a nuestra familia de origen con nosotros en nuestros
cerebros. Es aquí donde el término bíblico maldición generacional se hace efectivo clínicamente hablando. Nunca he aconsejado a un hombre que lucha con problemas sexuales que no haya estado llevando en su cabeza una autopista familiar negativa.

La adicción sexual y la esclavitud son frecuentemente la medicación con la que se busca tratar el dolor de familia que el individuo ha llevado en su alma por años. Lo peor de todo es que normalmente él ni siquiera puede identificarlo. Es como un programa defectuoso que ha sido instalado en su mente cuando era niño. Ha vivido con eso por tanto tiempo que llega a pensar que es normal tener esos pensamientos y sentimientos. Es similar a la música de fondo en las tiendas; ni te das cuenta de que hay música tocando. Pero las tiendas invierten dinero en tener música de fondo porque, cuando te conectas emocionalmente con la música, ¡compras más! La música está controlándote y ni te das cuenta. De la misma manera, las autopistas neurológicas dolorosas del pasado pueden controlarnos. Y muchas de las más poderosas se originan en el hogar donde crecimos, razón por la cual, precisamente la Biblia habla tanto sobre las maldiciones generacionales.

Tu cerebro también puede volverse vulnerable de otra manera. Pudiste haber crecido en una gran familia pero tu adolescencia fue dolorosa. La gran mayoría de los hombres que he escuchado a través de los años, han luchado con temas sexuales desde el inicio de su adolescencia. Estudios recientes demuestran claramente que los adolescentes tienen cerebros únicos que son muy diferentes a los cerebros de los adultos y niños.7 Los cerebros de los adolescentes son susceptibles a tomar riesgo y al impacto de tal comportamiento. Su corteza prefrontal no está completamente desarrollada, por lo tanto, reduce la habilidad de controlar los impulsos. Agregue a esto el hecho de que ellos están experimentando altos niveles de dopamina neurotransmisora que es conectada con el comportamiento de búsqueda de riesgo.

Acá está la escena: Un adolescente está manejando un poderoso vehículo deportivo con el pedal tocando el piso, pero el vehículo tiene los frenos de un karting. Es una receta para el desastre. Traduce esta ilustración en términos sexuales, y agrega la naturaleza hipersexualizada de nuestra cultura; una decisión sexual puede ser hecha cuando se es adolescente, afectando a alguien por el resto de su vida. El cerebro del adolescente es especialmente sensible al comportamiento riesgoso. Estudios han demostrado que los cerebros de los adolescentes forman conexiones más fuertes ante la estimulación de recompensa (drogas y sexo) y que esas asociaciones duran más que en los
adultos.8

El punto es que nuestra historia puede estar afectando significativamente nuestro presente. Esto es especialmente cierto cuando se
trata de problemas sexuales porque son parte tan fundamental de nuestra identidad. Con esto no digo que por nuestro pasado no somos responsables de nuestro comportamiento. Lo que estoy diciendo es que vas a tener poca, si acaso alguna, habilidad para caminar hacia un nuevo comienzo hasta que entiendas y redimas tu pasado. Y déjame apasionadamente agregar que si tuviste una niñez difícil, no estés culpando a tus padres por tus luchas; en cambio, reclama lo que es tuyo en Cristo. Papá y mamá hicieron lo mejor que pudieron, considerando la familia en la que ellos fueron criados. Pero la maldición termina en tu generación. No pasarás esa mentalidad de sexualidad adictiva a tus hijos. ¡Enfrenta tus cosas, deja de medicarte internamente y aprende a caminar en pureza ante Dios y tu familia!

EJERCICIO DE TABLA FAMILIAR

  • Completa el ejercicio por ti mismo.
  • Trae tus dibujos a la reunión de tu grupo Deseo Puro.
  • Completa los puntos 2 y 3 usando tu mano no dominante.
  1. Busca seis páginas de papel en blanco y una caja de crayones. ¡Podrás volver a ser niño de nuevo!
  2. En la primera página dibuja a tu familia de origen en el comedor, usando tu mano no dominante.
  3. En la próxima página de papel haz un dibujo de tu familia actual en el comedor, hace unos años atrás, usando tu mano no dominante. Completa los puntos 4, 5, 6 y 7 usando tu mano dominante.
  4. En la tercera página de papel dibuja a tu familia de origen como sería hoy si se reunieran para cenar.
  5. En la cuarta página de papel haz un dibujo de tu familia actual en el comedor.
  6. En la quinta página de papel dibuja a tu familia de origen como te hubiese gustado que fuera.
  7. Finalmente, dibuja a tu familia presente en el comedor como desearías que algún día fuera.

Descríbete a ti mismo en el ejercicio.

  1. Describe tu experiencia al dibujar con la mano no dominante.
  2. Describe tu experiencia al dibujar con la mano dominante.
  3. Si los dibujos de tu mano no dominante representan tu estilo de vida de adicción y los dibujos con tu mano dominante representan tu estilo de vida en recuperación, ¿qué aprendes sobre este ejercicio?